De lo imprescindible

SAMSUNG

Imprescindible, o aquello que no se puede borrar, que tiene que permanecer porque es lo que de alguna manera ha ido configurando la esencia de mi universo. De esta forma, hay experiencias vitales que te encuentran en mitad del camino y consiguen provocar en ti una especie de florecimiento de conciencia. Fruto de estos encuentros, nace lo imprescindible, lo que no puede ser borrado.

Gran parte de estas experiencias surgen en mi etapa como educador social, en un contexto educativo y en un proyecto (Acogida-Asociación Semilla) que ya no existe, pero que merece ser recordado por su contribución a la sociedad, a los olvidados, a aquellos que no importan. Pero sobre todo son un reflejo, desde una perspectiva “artístico-socio-educativa” (si es que existe este término), de un momento vital en la conciencia colectiva de un grupo de personas sin aparentes puntos en común que se encuentran y construyen algo juntos, partiendo de cero (o, en algunos casos, de otras experiencias estéticas ya conocidas). Es en gran medida, el fruto de un aprendizaje colectivo, de un espacio amable en el que todos compartimos nuestras propias mochilas y que nos hizo crecer como grupo y como personas.

Cabe destacar que la mayoría de estas muestras imprescindibles no sólo tuvieron un efecto a nivel personal o grupal, sino también en el entorno que nos rodeaba, es decir, en lo social. Esto se debe a que siempre tuvimos en consideración compartirlo con el espacio más próximo (ciudad, barrio, familia, amigos, asociación…). Esto cerraba un círculo que, desde nuestro punto de vista, constituía una espiral de crecimiento perfecta (o casi).

Espero que las disfrutéis o incluso las copiéis, divulguéis o lo que sea…