Cuando todo acabe…

Cuando pasó la (pandemia, enfermedad, tormenta, crisis, guerra… elige tú el sustantivo que más te convenga) nos dimos cuenta de las barbaridades que habíamos cometido. No éramos nosotros, fue a causa de ella, así que miramos para otro lado y tratamos de seguir con nuestras vidas lo mejor que pudimos. Y a esta vergüenza ySigue leyendo “Cuando todo acabe…”

¡Feliz Día del libro!

Este año va a ser un Día del libro que, debido a la situación de confinamiento que estamos viviendo, no se nos va a olvidar nunca. Desgraciadamente, no podremos acudir a las diferentes ferias al aire libre que se organicen en los municipios, y tendremos que quedarnos en casa. Sin embargo, la literatura, los librosSigue leyendo “¡Feliz Día del libro!”

Inclúyeme en tu algoritmo

Inclúyeme, por favor, en tu algoritmo. Ya he hecho todo lo que había que hacer para que eleves mi petición a súplica. Estoy en condiciones de reivindicar mi derecho a no ser condenado al olvido. He manoseado los extremos con mis manos, con toda la intensidad que me han permitido mis palmas. He conjurado contraSigue leyendo “Inclúyeme en tu algoritmo”

Compañías de comunicaciones

El teléfono suena en mi cabeza a la hora de la siesta. Tengo que darlo de baja. No llama nadie y, cuando lo hacen, suele ser en el peor momento. Nunca contesto, aunque no me gusta desconectarlo, por si acaso. Pero últimamente las llamadas han aumentado y me veo en la obligación de descolgar elSigue leyendo “Compañías de comunicaciones”

Cajeros automáticos

Era indignante, la verdad. Siempre había acudido allí porque aún mantenían personal para atenderte, pero desde que el resto de servicios decidieron poner aquellos malditos cajeros expendedores fue sólo una cuestión de tiempo. Hacía frío y era de noche, la calle estaba vacía, salvo por algún coche despistado que acudía también a servirse. Introduje deSigue leyendo “Cajeros automáticos”

Vallas publicitarias

Se detuvo ante aquel cartel. Estaba convencido de que el día anterior, cuando pasó por allí, a la misma hora, después del trabajo, no estaba. No se trataba de un cartel normal, una valla publicitaria al uso. En aquella imagen no se anunciaba ningún producto o marca, no. Al principio no entendió el mensaje, peroSigue leyendo “Vallas publicitarias”

Huíamos

Huíamos, siempre lo hicimos. Huíamos para sobrevivir. Los lobos nos perseguían en la espesura helada del bosque. Los cinco hermanos llegamos a la orilla del río. Había que cruzarlo para salvar la vida, pero el pequeño no sabía nadar. Decidimos abandonarlo allí, a su suerte, para poder seguir adelante. No podíamos permitirnos perder más tiempo.Sigue leyendo “Huíamos”