Claves para ser feliz

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En los tiempos que corren, para ser feliz es necesario, como diría Julio Cortázar,
salirse del camino de la historia. Descorrer la cortina de la constante aritmética y
convertirse en un Bill Murray cualquiera. Siempre dispuesto a conseguir que la
marmota vea su sombra de una vez por todas, y así entrar aleteando en el desconocido y
a la vez inquietante paraíso del caos. No se me ocurre nada más excitante que enarbolar
la bandera de los necios, encabezando la marcha contra la rueda de la fortuna.
Para ser feliz hay que subirse a lomos del destino, encaramarnos como diestras
amazonas y hendir nuestras flechas en el espeso aire de la afasia constante y pertinaz.
“¡Ay! Qué pena me dan los peces cuando los veo nadando una y otra vez por el
mismo camino. Parecen tontos, como si no recordaran que hace apenas unos segundos
vieron sus ojos saltones la misma redundante mancha en el cristal. ¡Qué asco de vida!
¿No te parece?” Sigue leyendo