El hueco

cartel-el-hueco-1Como la antítesis de la materia, el hueco es la ausencia del contenido, donde el continente es lo único, y a su vez tan sólo tiene sentido para justificar la nada que lo invade. El hueco, a diferencia de un hoyo o de un agujero, puede ser el vacío que queda entre dos moléculas, el que dejamos al acabar una frase, el vacío entre tú y yo, entre los seres humanos,… o dicho de otra forma el hueco puede ser el olvido, aquello que deja de interesarnos y que poco a poco se va transformando en nada, porque lo que no se mima tarde o temprano se termina pudriendo. El hueco, si se le permite, lo va devorando todo a su paso, como “La Nada” en la Historia Interminable.

Y de esto es precisamente de lo que quisimos tratar en el curso 2008-2009 con nuestra exposición de arte en Acogida: del hueco, pero concretamente el Hueco con mayúsculas, el que habita en el mundo de los hombres y de las mujeres, el que se nos olvida con la televisión y los centros comerciales, el que sobrevolamos a duras penas en nuestros múltiples viajes vacacionales, el que creen que pueden controlar políticos y poderosos. Se trata de una gran vacío, pero que vive dividido en muchas partes, quizás infinitas, y que convive con nosotros desde siempre, pero a juzgar por el estado actual de nuestro mundo, parece que hayamos sido capaces de hacer que éste crezca cada día más y más. Y lo que es peor, hemos llegado a pensar que podemos encerrarlo en nuestros propios huecos y así olvidarlo con mayor facilidad.

Uno de estos huecos es Guatemala.

Este país centroamericano de gran riqueza ecológica y cultural, de maravillosas playas y de suelos fértiles y ricos en minerales, parece haber sido relegado al centro mismo del Hueco.

En el siguiente recorrido seremos partícipes desde diferentes puntos de vista de un mismo conflicto. En Guatemala conviven la necesidad y la mala gestión política, el miedo y la corrupción, la desesperación y la pobreza, pero sobre todo el olvido de todos aquellos países que podemos hacer algo para ayudar.

Y como hablamos de diferentes ángulos qué mejor forma de expresarlo que a través del Cubismo. Esta corriente artística en la que los diferentes planos se superponen para que nuestra vista pueda llegar al Hueco donde nuestros pasos no llegan.

Así rezaba el texto que daba paso a la exposición durante el curso 2008-2009 en el Proyecto Acogida de la Asociación Semilla. Una exposición que se centró en retratar algunos de los aspectos que ponen en riesgo la supervivencia de la humanidad durante este siglo: los retos del siglo XXI.

De ahí que estuvieran presentes temas tan importantes como los conflictos bélicos o los desastres naturales. Por eso tomáramos como lugar de referencia Guatemala. Todo ello tomando como referencia la corriente artística Cubismo y, en especial, uno de los cuadros más representativos de este corriente: el Guernika.

Algunas fotos de los trabajos y la expo:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.