Carta a los Reyes Magos

ballena2Queridos Reyes Magos,
Esta vez no escribo para pediros nada, o tal vez un poco sí. Quería contaros algo. Algo que es importante para mí porque está relacionado con el lugar donde vivo, donde he crecido, donde he conocido a gente a la que quiero, donde he construido mi proyecto de vida. Se trata de Parla.
En Parla vivió una ballena. Una pequeña laguna formada por mezcla de aguas pluviales y residuales la albergó durante algún tiempo, o al menos… eso dicen. Aquel cetáceo es hoy un símbolo para nuestra ciudad, pero… ¿un símbolo de qué? ¿Un símbolo de crecimiento desmesurado? ¿Un símbolo de desubicación? ¿Un símbolo de escasez de recursos? ¿Un símbolo de varadero?
Como recuerdo de aquello tan sólo nos queda una bonita escultura: una enorme cola de ballena de acero corten que se yergue en lo alto de una montaña. El animal pareciera quedar sepultado y congelado para siempre en la memoria histórica de una gran ciudad -y sus numerosos habitantes- que, como ella, ha crecido demasiado deprisa y ha terminado por quedar varada en una desolada playa de arena y escombro.
La ciudad donde vivimos quizás no sea la más bonita, ni la más grande, ni la más moderna. Pero es donde vivimos 125.000 personas. Personas. Con ojos, boca, nariz… Personas como las de cualquier otra ciudad de la Comunidad de Madrid. Trabajadores que tenemos las mismas necesidades y deseos que cualquiera. Trabajar, tener una vivienda digna, poder pagar la luz y el agua a final de mes, hacer la compra mensual para dar de comer a nuestra familia, aprender, contar con medios de transporte para poder acudir a tiempo al trabajo, tener unas calles limpias, disponer de recursos de ocio para que nuestros hijos e hijas puedan disfrutar de su tiempo libre de forma saludable…
Así que este año, sólo quiero pediros una cosa. Para mí, para mi familia, para mis amigos y vecinos, para todos los habitantes de Parla. El MAR. El mismo mar del que disfrutan nuestros vecinos de municipios cercanos, el de los RECURSOS que son de todos, el que nos impedirá quedarnos varados, desubicados, excluidos… en esta olvidada playa del sur de Madrid.
Gracias, queridos Reyes Magos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s