No-Propósitos para el 2018

No nos engañemos…

en este año que viene, el 2018, no tendremos más suerte que en el año que se va. No conseguiremos que el mundo sea un poco más justo porque un mundo más justo requiere un esfuerzo que no estamos dispuestos a hacer; tampoco lograremos estar más delgados ni más guapos porque el tiempo jamás irá hacia atrás y el gimnasio estará demasiado lejos y costará demasiado; ni nos tocará la lotería y tampoco vendrá nadie a ofrecernos un trabajo mejor porque ni siquiera abundan los trabajos de mierda; no seremos ricos/as, ni mejoraremos nuestra posición en la escala social porque los puestos ya están dados de antemano y nosotros no estamos en la lista; nuestros políticos seguirán riéndose de nosotros y robándonos a manos llenas porque no tenemos poder para cambiarlos y preferiremos seguir despotricando de ellos en bares y redes sociales; no seremos más listos porque el agotamiento diario nos impedirá apagar la televisión y coger un libro, y seguiremos apoyando el mismo sistema educativo que nos ata; no conseguiremos elegir a los representantes de nuestra república porque los reyes y su numerosa prole seguirán chupando del bote por conseguir negocios a grandes empresas en dictaduras de extremo oriente; no nos subirán el salario mínimo porque esperarán a después de las elecciones para decirnos que no hay dinero; no dejarán de morir personas que huyen de la guerra en el Mediterráneo porque el miedo será más fuerte que la solidaridad; tampoco las mujeres serán iguales a los hombres porque los hay que no quieren renunciar a sus privilegios y se seguirá viendo raro que un hombre demuestre sus sentimientos en público; no dejarán de desahuciar a personas de sus casas porque se seguirá culpabilizando a los pobres de su miseria; y la gente sesguirá votando a los mismos sinvergüenzas de siempre porque seguirán pensando que es la única forma de subir en la escala social…

IMG_20170820_144416

No, no nos engañemos, ninguno de nuestros deseos se cumplirá en este 2018.

Pero sabéis que os digo, que me la suda, que no espero nada de este año, pero tampoco pienso rendirme. Seguiré dándole vueltas al coco, buscando soluciones, pensando caminos, rutas, senderos, soñando el porvenir y construyendo pequeños “oasis” para compartirlos con los que quiero y me quieren.

¡A por el 2018!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s